Buscador de Animales, Plantas y Hongos

EL LIMONERO, UN CÍTRICO IMPRESCINDIBLE QUE SE PUEDE CULTIVAR EN MACETA


Citrus limon


plantas y arboles en el bosque mediterraneo

El limonero, Tiene las hojas grandes, coriáceas, con una espina que suele nacer junto a su base, de bordes finamente festoneados y con numerosos puntos claros, vistas las hojas a contraluz. Los pétalos suelen tomar un ligero tinte rosado por su parte externa y quedan blancos en su interior. Los limones tiene forman elipsoidal un poco alargada y con un mamelón en su extremo de corteza menos gruesa y no tan rugosa.


Composición química: En la corteza del fruto abunda la esencia del limó: aproximadamente se pueden sacar 3 gr de esencia por cada kilogramo de limones, la cual se compone de más del 90% de d-limoneno, con felandreno, citral, citronelal y otras sustancias.
El jugo de la pulpa se encuentra el ácido cítrico que varían entre 5 y 10%, en el mes de noviembre los limones alcanzan el máximo de acidez que disminuye paulatinamente a fines de invierno.

Propiedades medicinales: Es un excelente antiscorbútico,es refrescante y diurético y, con su jugo de limón debe tomarse siempre diluído en agua, evítese el comer limones al natural, acarrea funestas consecuencias a la dentadura. Cando a la limonada se agrega vino tinto se llama esta bebida Sangría, a dado buenos resultados en casos de disenterías de tipo epidémico.
En casos de ingestión y pesadez gástricas se ha recomendado exprimir el jugo de un limón y tomarlo diluído en 2 dedos de agua e inmediatamente después, beberse otros 2 dedos de agua en la que se ha disuelto media cucharadita de bicarbonato de sosa.
Contra la gota se ha aconsejado la cura de limón comenzando la primera fase con un limón el primer día diluido en agua, y se aumenta el segundo día 2 limones y así sucesivamente hasta llegar 9 días con 9 limones y siempre diluido con un poco de agua. El último día o sea el 9 se propinan al paciente los jugos de 45 limones. La segunda fase comienza el día 10 con el jugo de 9 limones y sigue 8 limones el día 11 y así descendiendo hasta llegar a 1 limón el día 18. Si el paciente no se siente el alivio deseado, puede descansar otro novenario y empezar otra cura.
En el caso de inflamación de la garganta, se recomienda los toques de las partes irritadas con una torunda de algodón empapada de limonada y hacer gárgaras con la limonada sin agua.